jueves, 25 de julio de 2013

Bergoglio y los pobres del Brasil

Jorge Bergoglio, conocido ahora como Francisco a secas, exhortó en Brasil a rechazar “el dinero, el poder, el éxito y el placer”. Lo dijo en un país en el que, a pesar de los avances de los últimos años, decenas de millones viven en una pobreza tan brutal como lo es la riqueza de una minoría riquísima. Para los pobres del Brasil, dinero, poder, éxito y placer son atributos exclusivos de quienes los explotan. Si el discurso del rey de la iglesia católica estaba dirigido a los pobres, en él resuenan el desprecio y la burla. De lo contrario, solo era un guiño hipócrita para los poderosos, que no parecen dispuestos a  renunciar a nada

5 comentarios:

  1. Suscribo cada una de sus palabras.
    La mascarada de Bergoglio que ahora intenta apropiarse de las banderas de resistencia, más que nada porque pierde clientes, me parece francamente repugnante.

    Y el ataque de catolicismo atávico nacionalista que ha invadido nuestro país también me da ganas de vomitar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me reconfortan tus palabras, Dormidano. Gracias.

      Eliminar
  2. A veces, cuando habla Francisco (o Bergoglio), me hace acordar a Peperino Pómoro: una sarasa generalista sin aparente sentido. Francisco es como un Peperino Pómoro, pero un poco más hijo de puta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peperino I al Vaticano.

      Eliminar
  3. Qué deprimente que un gobierno que se dice progresista gaste una millonada para ayudar a un farsante a embrutecer a su juventud. Qué inversión ruinosa...
    Aunque en Brasil no hubiera pobres, aunque estuviera asegurada la salud y la vivienda para todos sus ciudadanos, aún así este dispendio de recursos en promocionar a semejante individuo ( y a la tenebrosa organización que encarna) resultaría odioso.

    ResponderEliminar